Bomba de calor: la gran opción

¡Hola colegas!

la semana pasada los amigos de Energía y Sociedad —a los que referenciamos en diferentes ocasiones en la guía para ahorrar en la factura de la luz— organizaron la presentación del informe «Análisis energético, económico y medioambiental de las bombas de calor como una alternativa para electrificar el sector del calor y frío en Europa».

Pero rebobinemos un poco 😅. En alguna ocasión os he comentado que el sistema de calefacción más económico según los precios recientes (año 2020), aunque esto no es una regla universal, ya que dependerá muchísimo de cada caso y del mercado de la energía en cada momento, es el gas butano, la estufa de gas de toda la vida, aunque bien es cierto que quizá no sea el más cómodo.

El segundo mejor sistema (con menor coste variable) parece ser, con poco lugar a dudas, las bombas de calor. Las bombas de calor, como por arte magia, jeje, tienen la capacidad de generar más vatios de calor que vatios de electricidad consumidos (lo explican en este artículo de Nergiza). Me explico. Por ejemplo, un radiador típico eléctrico (de estos de aceite o de resistencias) por cada vatio de electricidad que consume ofrece un vatio de calor (tiene una relación uno a uno); pero la bomba de calor tiene la capacidad de generar tres veces más calor (de media) que energía eléctrica consume: por cada vatio de electricidad que gasta, genera 3 vatios de calor.

Teniendo solamente esto en cuenta, la bomba de calor es un sistema de calefacción muy eficiente. En la siguiente gráfica podemos ver una comparativa para el año 2020 de lo que nos cuesta, de media, un kilovatio hora de calor en función del sistema que utilicemos (la gráfica la saco de este otro artículo de Nergiza >) —ojito al pellet que ya no es tan barato.

Precio por kilovatio-hora generado, para el año 2020 (Fte.: https://nergiza.com/sistema-de-calefaccion-mas-barato-2020/)

Así que según se muestra en la gráfica, con la aerotermia —más o menos la vamos a considerar como sinónimo de bomba de calor, aunque no es exactamente lo mismo—, conseguiríamos tener el precio más barato de calor (después de la geotermia, pero esto lo descartamos porque está al alcance de pocos). Obviamente, aquí no estamos considerando el coste fijo de poner un sistema u otro, solo estamos hablando del variable (¡una estufa de butano cuesta muchísimo menos que la compra e instalación de un aire acondicionado con bomba de calor, por supuesto!).

Pues bien, lo que viene a decirnos el informe presentado esta semana realizado fundamentalmente por Olaia Eguiarte, en una colaboración entre la Escuela de Ingeniería de Bilbao (Universidad del País Vasco), PwC y TECNALIA Research Innovation, es que los sistemas de calefacción basados en bomba de calor vienen a ser una de las alternativas más apropiadas para nuestros hogares del presente y del futuro (vemos algunos detalles en la figura de más abajo), considerando no solo los factores de costes, sino también medioambientales (la electricidad será en muy pocos años la energía menos contaminante).

Parece que las contaminantes calefacciones de gasoil que tenemos en casa deberían ser desterradas poco a poco.

Podéis acceder a un resumen de la presentación del informe y al informe aquí >.

Así que si ya cuentas con bomba de calor, ¡no tengas miedo a usarla porque es lo más eficiente! y si no cuentas con ella, considérala seriamente como un sistema de calefacción a instalar si aún no dispones de ninguno (aunque ya te digo, si vas solamente a precio, una estufa de gas butano muy probablemente sea lo más barato por coste de instalación y por mantenimiento 😉 ) —no hay que tenerle miedo a las estufas de gas modernas porque ya vienen dotadas con máximos sistemas de seguridad (míralo aquí >)

¡Abrazos!
Angel.

Hits: 442